Ser ecológico vale la pena para los propietarios de edificios de hoy.